Una casa en la montaña...en Barcelona

18/05/2015
  • Siempre que veo casas en webs de inmobiliarias escandinavas me encanta lo mucho que cuidan en el estilismo a la hora de vender una vivienda.

    Aquí cuesta muchísimo encontrar algo similar, no parece tenerse en cuenta que la estética es importante, que ver el potencial de una casa debería hacer que se venda mejor, o al menos entran más ganas de vivir ahí. La gran mayoría de casas que encuentro en páginas españolas tienen una decoración anticuada y poco atractiva.

    Pero siempre hay excepciones. La que os muestro hoy es una casa unifamiliar en Barcelona, con vistas al Parque Natural de Collserola y con una superficie de 180 m2 distribuidos en tres plantas. Además tiene garaje y trastero. Aunque se escapa de la imagen que suelo elegir para el blog, tiene cierto aire nórdico, fundamentalmente por estar hecha de madera. Luego he visto que está construida con madera maciza y hormigón visto siguiendo un sistema escandinavo de construcción.



  • Ésta es la entrada. Desde el principio, reina la madera.

  • El espacio único (cocina, comedor, sala de estar) también es típico del interiorismo nórdico. Es una estancia muy amplia decorada en tonos neutros con concesiones al color en las sillas Tolix y las tapizadas. Las paredes de madera son difíciles de vestir sin caer en el exceso, aquí se resuelve con unas cuantas fotos enmarcadas y unas guirnaldas de luces.

    La cocina, blanca, no tiene muebles altos, dejando que la pared respire, pero es lo bastante amplia para que no falte espacio de almacenaje.

    El hormigón visto, las escaleras de metal, la mesa de acero del comedor y detalles como los electrodomésticos o las lámparas de la cocina igualmente en acero, rompen la neutralidad y aportan un aire industrial.


  • Este aspecto industrial es especialmente visible en el despacho del sótano. Aquí no hay tanta madera, las paredes son de hormigón visto y el suelo es de cemento (o microcemento), igual que en la cocina. Se intenta evitar que el resultado sea demasiado frio con los muebles y puertas de bambú y con la alfombra “salvaje” que no me acaba de encajar.

  • En las siguientes fotos, dos de los cuatro dormitorios que tiene la casa. Creo que el grande es la zona que más me gusta de toda la casa. Esa cama de sábanas blancas con dosel en una habitación con tanta luz natural me parece muy acogedora.

  • Y uno de los baños. La pared sigue siendo de madera maciza sin revestir, salvo en la zona de la bañera.

  • Dispone también de un práctico vestidor.

  • Y lo mejor, tiene terraza y jardín, incluso una piscina. Mi preferido es el rincón con la hamaca.

  • Contadme: os gusta este estilo o preferís los espacios blancos de la decoración nórdica?

  • Vía: monapart.
comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor. Para empezar, tendrás un descuento en tu próxima compra.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos