Un gran piso en Barcelona

19/01/2016
  • Empezaba a pensar que no llegaría el invierno pero resulta que, ahora sí, parece que ha llegado en serio. Aún así, hoy no tocan casitas escandinavas rodeadas de nieve.

    Hoy toca una casa de estilo nórdico, pero no nórdica. Volvemos a quedarnos en Barcelona, un piso en venta que he encontrado en una inmobiliaria que conocñi hace poco y que tiene unas viviendas muy bien escogidas.

    El piso me ha encantado, mide 167 m2 y tiene tres habitaciones grandes. Para ser perfecto para mí sólo le falta una terraza, lo demás me gusta mucho, cambiaría pocas cosas.

     

    En la entrada, este amplio distribuidor que divide la casa en dos: por un lado la zona pública y por otro los dormitorios.




  • A la derecha, entramos al espacio compartido por cocina y comedor, dos espacios separados entre sí por una bonita estructura de vidrio que congenia muy bien con las dos lámparas de estilo industrial sobre la mesa del comedor. Una sencilla mesa con estructura de hierro y sobre de madera, acompañada de sillas de estilo nórdico.

    Al fondo, el piano.

    Destaca el pavimento de brillante mosaico hidráulico que recorre las dos zonas.

    La cocina es muy sencilla, con los muebles blancos sin tirador y la encimera de mármol blanco. La ausencia de armarios altos ayuda a dar amplitud espacial.

    El espacio detrás del tabique separador se aprovecha para situar una práctica barra con taburetes.

  • Justo a continuación, con entrada tanto desde la cocina como desde el comedor, está la sala de estar, decorada con la misma gama de colores neutros, tanto en paredes como en muebles.

    La mesa y sillitas vintage son una monada y aportan calidez y personalidad al espacio.

    Una de las paredes aloja una librería a medida, un punto recurrente en mis listas de deseos.

    Ya véis que, cuando se tomaron las fotos, era Navidad.

  • Al otro lado de la casa están los dormitorios.

    El dormitorio principal, con suficiente espacio para una cama grande, comunica directamente con uno de los baños, del cual me encantan el suelo y la ducha con suelo de madera.

    El espacio entre ambos se ha aprovechado para instalar el vestidor.

    Lo mejor:  da a una luminosa galería que se utiliza como despacho.

  • El segundo dormitorio es el infantil, con dos camitas y mucho espacio de almacenaje. Está decorado en suaves tonos pastel.

    El tercero, mucho más colorido, está dedicado a zona de juegos y, probablemente, habitación de invitados.

  • Y el segundo cuarto de baño, con bañera. Azulejos y mobiliario blanco, pero con toques cálidos de color en la pintura de la parte superior de la pared, el marco de espejo, las lamparitas y el mosaico del suelo.


  • Como ya os he dicho, el piso me encanta. Lo que más me gusta es que recibe luz de las dos fachadas y…el gato.





  • Qué os parece a vosotros? Cambiarías algo?

     

    Vía: homehunterbcn





comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor. Para empezar, tendrás un descuento en tu próxima compra.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos