Casa unifamiliar en Sant Just

20/10/2015
  • Ya sabéis que, además de enseñaros bonitas casas de estilo nórdico, me gusta descubrir casas que están más cerca y más cercanas a nuestro estilo de vida, como ésta de Sant Just en la provincia de Barcelona.

    Esta semana he conocido a las diseñadoras de Noetha, y curioseando entre sus proyectos he pensado que os gustaría ver esta casa unifamiliar en Sant Just Desvern, en la cual viven una pareja con sus hijos.

    Aparte de problemas estructurales, adolecía de los problemas habituales: falta de luz y un exceso de divisiones interiores. Problemas que se han resuelto de sobras.

    Los suelos son de madera en toda la casa y las paredes blancas, pero en todas las estancias hay una pared pintada de color.

    La entrada y pasillo se aprovechan para colgar armarios y un mueble de recibidor con espejo hecho a medida.

  • Cocina, salón y comedor forman una zona común, con salida a un bonito patio que deja pasar un montón de luz.

    La cocina está separada del salón por un tabique y, a la vez, abierta a través de una pequeña barra, una solución muy práctica que da independencia al espacio sin mostrarlo demasiado.

    Los mueble columna son blancos  igual que la encimera, y los bajos de un color oscuro con textura que combina con la pintura del tabique que esconde el horno y el microondas.

    Para mí lo mejor de esta cocina es el ventanal sobre los muebles bajos y que da a un patio de luz que ilumina varias estancias resolviendo el problema de la falta de iluminación natural.


  • El salón con chimenea y el comedor están decorados con mobiliario moderno donde no falta algún que otro clásico del diseño como la butaca de los Eames o la silla Vassily de Breuer, pasando por la mesita de café de Isamu Noguchi.


  • El patio, amplio y acogedor, con suelo de tarima de madera.

  • La mínima expresión de la escalera, unos peldaños y una barandilla de cristal, nos lleva al piso superior.


  • El dormitorio doble, muy luminoso como el resto de la casa, tiene su propio baño. Entre las dos estancias, armarios empotrados cerrados con cortinas.

    Para ahorrar espacio sobre la mesita de noche, una buena opción son los puntos de luz colgados, como aquí. Hay muchísimos modelos de lamparitas en el mercado aptas para este uso, como la Palitos Naked, que puedes comprar en AIXO.


  • Los dormitorios infantiles dejan el color para juguetes, accesorios y textiles. La casita con ventanitas me encanta, creo que es un armario.

    Mediante puertas correderas las habitaciones pueden juntarse y permitir el juego conjunto entre hermanos o separarse cuando se necesite.


  • Uno de los baños, con encimera y lavabo hechos a medida en piedra (o Silestone, no estoy segura). Aquí, se añade una tira de mosaico en tonos grises y nacarados.


  • El otro, también con encimera y lavabo a medida, pero en color blanco. Aquí el color se guarda para la pared, un bonito granate que expone una colección de espejitos.


  • Y  en el último piso, un bonito y diáfano espacio multifunción para toda la familia.


  • Con qué estilo os quedáis, nórdico o mediterráneo?

    Vía Noetha



comments powered by Disqus

buscar...

Últimas entradas

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies

Acepto

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete y recibirás todas nuestras novedades. Cero SPAM, sólo contenidos de valor. Para empezar, tendrás un descuento en tu próxima compra.
He leído, comprendo y acepto la política de privacidad
Información sobre el tratamiento de datos